Versión para imprimir

English · Español · Português

22 de abril de 2013 | | | | |

Sueños de paz

Avances y retrocesos en el proceso de paz en Colombia

Descargar: MP3 (7.8 MB)

La instalación del Congreso para la Paz que se realiza en Bogotá, capital colombiana, del 19 al 22 de abril, abarrotó el auditorio Leon de Greiff de la Universidad Nacional de Colombia. En esta Universidad, la más grande del país, se reunieron más de 15.000 personas para debatir durante cuatro días las propuestas de la sociedad organizada.

Ante el rebasamiento de la capacidad del auditorio, miles de personas permanecieron en la plaza Che Guevara, lugar insignia de la organización popular y estudiantil, acompañando también el arranque del Congreso e intercambiando opiniones y percepciones frente a estas jornadas.

Mientras continúan en La Habana, capital de Cuba, los diálogos de paz entre el gobierno colombiano del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), las organizaciones y movimientos sociales del país exigen su participación en un proceso amplio de negociación. El momento político del país no tiene precedentes en su historia. “Lo que caracteriza este momento es la conciencia de la gente de que es necesario participar, que ya no es suficiente con que solamente unos negocien el futuro del país, o unos se sienten a hablar sobre los problemas más importantes, y la sociedad que se ha venido organizando, la gente que ha luchado todos los días por un país distinto, reclama ese proceso de participación”, expresó a Radio Mundo Real Marylen Serna, desde Bogotá.

Serna es integrante del equipo dinamizador del Congreso de los Pueblos. En la entrevista cedida al corresponsal de Radio Mundo Real en Colombia, Danilo Urrea*, Serna resaltó que frente al proceso de paz no es suficiente con que la gente salga a la calle a aprobarlo. Insistió en la necesidad de que los pueblos planteen cuál es el contenido, cuáles son los mecanismos a través de los cuales se pelea la paz en la movilización, y cuál es la capacidad de articular las diversas alternativas para luchar por esa paz que transforme la realidad.

La caracterización de ’congreso’ que revisten las jornadas que tienen lugar por estos días en Bogotá está antecedida por la necesidad de las organzaciones y movimientos sociales de realizar ejercicios de construcción de legislación popular. El objetivo es impulsar leyes mandatadas por los pueblos para enfrentar las leyes del despojo y de militarización ofertadas por los gobiernos de las últimas décadas. Una de las inquietudes que ha surgido en el Congreso para la Paz se relaciona con cuál será el producto que arrojen los cuatro días del ejercicio y a dónde se llevarán las exigencias acordadas por los legisladores. Frente a estas interrogantes, Serna explicó que “hay unos temas que son centrales frente a los cuales nosotros tenemos ya un diagnóstico bastante avanzado, pero hoy estamos planteando que ya es la hora de construir alternativas. Por ejemplo, frente a la tierra cuál es la propuesta, frente a la presencia de las multinacionales qué se debe hacer. Eso le va a dar un contenido más concreto a la agenda social”. “Pero además de tener la agenda es necesario replantearnos mecanismos para superar la dispersión social que hay, todavía hay muchos procesos que actúan aislados, este Congreso tiene una gran responsabilidad de poder orientar esos escenarios de articulación y de juntar los sueños alrededor de la paz”, agregó.

Para la dirigente, el escenario de diálogos de La Habana es interesante pero no es el lugar en el que este Congreso llevaría sus reflexiones y exigencias, pues tendría que entregar a la insurgencia o al gobierno el documento de propuestas para que ellos lo discutan. “Nosotros creemos que la fuerza del movimiento por la paz tiene que pensarse cuáles son los escenarios propios donde se discutan esas problemáticas y sobre todo para que el gobierno tenga la voluntad política para hacer las transformaciones necesarias, lo que muy seguramente no va a ser así de sencillo, sino que va a ser posible con una fuerte movilización”, indicó Serna.

Al ser interrogada sobre si existen hoy condiciones objetivas para la paz en Colombia, la activista sentenció que “cuando el gobierno sale a marchar por la paz, detrás de esa aparente voluntad está la legislación del despojo, está la negación de los derechos de la población, está la creación de leyes que cada vez desconocen más las garantías para la organización y la movilización”. “Mientras se avanza en parar el conflicto armado, se está retrocediendo en el tema de la justicia, de los derechos de la gente; así como están las condiciones va a ser muy difícil que haya paz en Colombia”, concluyó.

* Danilo Urrea es integrante de CENSAT Agua Viva – Amigos de la Tierra Colombia.

Foto: patiobonitoaldia.com

(CC) 2013 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2014 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.