Versión para imprimir

21 de mayo de 2013 | | | | |

Un nacimiento esperado

Se estructuró la articulación de movimientos sociales hacia el ALBA

Necesitas Flash y Javascript

Descargar: MP3 (2 MB)

Con una gestación de más de tres años, una amplia participación de países, la decisión de disputar con el proyecto del capital desde lo comunicacional, formativo y territorial mediante movilización conjunta y la construcción de una agenda de luchas y propuestas de encuentro con otras redes de escala continental, este lunes culminó la Asamblea Continental de la articulación de Movimientos Sociales hacia el ALBA.

La estructura básica aprobada coloca el énfasis principal en la conformación de capítulos nacionales que son las verdaderas bases de articulación, según se indicó, conformándose una comisión coordinadora integrada por dos representantes por países donde existan capítulos conformados (se esperan 44 miembros en total) y se amplió la secretaría operativa –que seguirá alojada en Sao Paulo, Brasil- para cinco miembros, cuyos capítulos son: Brasil, Colombia, Venezuela, Cuba y Colombia.

Asimismo, se ratificaron algunos grupos de trabajo (comunicación, formación y movilización/solidaridad), en tanto se abre la posibilidad de crear nuevos espacios temáticos específicos para dar continuidad a la tarea cotidiana que da vida a la articulación.

La resistencia contra la militarización, las bases militares, la criminalización de la protesta social y las agresiones al imperio; la batalla contra las transnacionales, las privatizaciones; crisis climática y los derechos de la Madre Tierra y la solidaridad internacional marcaron las brújulas de las discusiones.

Realizar acciones de solidaridad ante situaciones especialmente álgidas del continente como de apoyo a procesos de largo plazo se confirmó como parte medular de la identidad de esa articulación. Especialmente se adhirió a la realización de una movilización continental reclamando el retiro de tropas de ONU en Haití congregadas en la Misión de estabilización en Haití (Minustah) programada para el próximo 1º de junio.

También se subrayó la construcción de una campaña de denuncia a nivel regional, la continuidad de la lucha por la reforma agraria, que debe consolidarse debido al acaparamiento de tierras para el extractivismo, el turismo, el monocultivo, que se vive y sufre en la región. En particular la minería de gran porte fue señalada como una de las principales generadoras de conflictos territoriales del continente y se promoverá un encuentro de las experiencias de resistencia a dicha actividad extractiva.

Se caracterizó a la comunicación desde los movimientos sociales como parte de la construcción estratégica y en ese sentido se fijó un encuentro de dicho grupo de trabajo a realizarse en Venezuela en el segundo semestre del año.

Una delegación de referentes de distintos capítulos viajará asimismo en breve a la capital venezolana para trasladar los resultados de las deliberaciones al presidente Nicolás Maduro y otro tanto harán en próximos días durante la toma de posesión de Rafael Correa como mandatario ecuatoriano reelecto.

Los movimientos también manifestaron su interés en participar en el observatorio de acuerdos de protección de inversiones y trasnacionales que recientemente se lanzó por parte del gobierno ecuatoriano en consonancia con otros de la región y con el apoyo de redes de la sociedad civil que trabajan esas temáticas.

A continuación Radio Mundo Real ofrece la declaración final de la Asamblea, así como un video-resumen de la misma elaborada por el equipo de comunicación de los movimientos.

DECLARACIÓN DE LA PRIMERA ASAMBLEA CONTINENTAL DE LOS MOVIMIENTOS SOCIALES HACIA EL ALBA “HUGO CHÁVEZ FRÍAS”

Del 16 al 20 de mayo, en la Escuela Nacional Florestan Fernandes, municipio de Guararema, estado de São Paulo, Brasil; nos hemos encontrado más de 200 delegadas y delegados de movimientos de mujeres, campesinos, urbanos, indígenas, estudiantes, jóvenes, sindicatos y organizaciones agroecológicas de 22 países, para constituir la I Asamblea Continental de los Movimientos Sociales hacia el ALBA.

Hemos llegado aquí como parte de un proceso histórico que nos ha hecho encontrarnos en foros, campañas, redes internacionales, instancias sectoriales y diversas luchas dentro de cada uno de nuestros países, ondeando las mismas banderas de lucha y los mismos sueños por una verdadera transformación social.

Vivimos una nueva época en Nuestra América que se ha expresado en los últimos años a través de diversas movilizaciones y rebeliones populares, la búsqueda por la superación del neoliberalismo y la construcción de una sociedad alternativa que sea justa e inclusiva, porque ya es posible y necesaria.

La derrota del ALCA en 2005, evidenció la resistencia de los movimientos sociales y una nueva configuración geopolítica continental, caracterizada por el surgimiento de gobiernos populares que se atreven a enfrentar al imperio. La apuesta máxima en este sentido, lanzada en 2004 por Fidel Castro y Hugo Chávez, es lo que hoy se llama Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

ALBA es un proyecto esencialmente político, antineoliberal y antiimperialista, fundamentado en los principios de la cooperación, la complementariedad y la solidaridad, que busca acumular fuerzas populares e institucionales por una nueva gesta de independencia latinoamericana, de los pueblos y para los pueblos, por una integración popular, por la vida, por la justicia, por la paz, por la soberanía, por la identidad, por la igualdad, por la liberación de América Latina, por una auténtica emancipación que tenga su horizonte en el socialismo indo-afro-americano.

Sin embargo, el Imperio sigue movilizándose en contra de la reorganización de las fuerzas populares y el surgimiento de nuevos proyectos autónomos de integración de la Patria Grande. Luego de las primeras rebeliones antineoliberales, EEUU ha comenzado a reorientar su política exterior con el fin de recuperar su hegemonía sobre el proceso continental en varias dimensiones: económica, militar, normativa, cultural, mediática, política y territorial.

El estallido de la crisis capitalista en el seno de Wall Street en 2008, reforzó estos planes. Desde ese momento visibilizamos una contraofensiva imperialista aún mayor en el continente que se expresa en el aumento de la presencia transnacional en los territorios, el saqueo de nuestros bienes naturales y la privatización de los derechos sociales; la militarización del continente, la criminalización y represión de la protesta popular; la intervención estadounidense en los golpes de Estado en Honduras y Paraguay; la permanente desestabilización de gobiernos progresistas latinoamericanos; el intento de recuperar influencia política y económica a través de iniciativas como la Alianza del Pacífico y otros acuerdos internacionales.

En este contexto marcado por la avanzada imperialista, por una parte, pero también por la apertura de nuevas posibilidades con el horizonte que nos marca el proyecto lanzado por los gobiernos del ALBA, se hace más necesario que nunca la Articulación de los Movimientos Sociales del continente. Tenemos que asumir el desafío histórico de articular las resistencias y pasar a la ofensiva con un pensamiento original y nuevas propuestas de modelos civilizatorios, que recuperen las mejores tradiciones de nuestros pueblos.

Ratificamos los principios, lineamientos y objetivos de nuestra primera carta de los Movimientos Sociales de las Américas de construir la integración continental de los movimientos sociales desde abajo y a la izquierda, impulsando el ALBA y la solidaridad de los pueblos, frente al proyecto del imperialismo.

Afirmamos nuestro compromiso de aportar al proyecto de integración latinoamericano, seguir las batallas anticoloniales, anticapitalistas, antiimperialistas y antipatriarcales, bajo los principios de solidaridad permanente y activa entre los pueblos, a través de acciones concretas contra todas las formas de poder que oprimen y dominan.

Reafirmamos nuestra apuesta por lograr la autodeterminación de los pueblos, la soberanía popular en todos los órdenes: lo territorial, alimentario, energético, económico, político, cultural y social.

Defenderemos la soberanía de los pueblos a decidir sobre sus territorios, los bienes naturales y nos comprometemos a defender los derechos de la Madre Tierra.

Los movimientos sociales de nuestra América llamamos a:

Promover la unidad e integración regional basada en un modelo de vida alternativo, sostenible, sustentable y solidario, donde los modos de producción y reproducción estén al servicio de los pueblos.

Relanzar la lucha de masas y la lucha de clases, a nivel nacional, regional y continental, que nos permita poner freno y desmantelar programas y proyectos del capitalismo neoliberal.

Tejer redes y coordinaciones efectivas de comunicación popular, que nos permitan dar la batalla de ideas, y frenar la manipulación de la información por las corporaciones de los medios de comunicación.

Profundizar nuestros procesos de formación política e ideológica para fortalecer a nuestras organizaciones, así como avanzar en procesos de unidad conscientes y consecuentes con las transformaciones necesarias.

Asimismo,

- Manifestamos nuestro apoyo y solidaridad al pueblo de Colombia ante este momento crucial del proceso de diálogo y negociación para alcanzar la firma de acuerdo de paz con justicia social, que verdaderamente resuelvan las causas que dieron origen al conflicto armado. Estaremos atentos al desarrollo de este proceso, dispuestos a colaborar y acompañar en la manera que el pueblo colombiano lo necesite.

- Manifestamos nuestro apoyo al Gobierno Bolivariano de Venezuela encabezado por el Compañero Presidente Nicolás Maduro, expresión inequívoca de la voluntad popular del pueblo venezolano reflejada en las urnas el pasado 14 de abril, ante los intentos continuos de desestabilización por parte de la derecha que busca desconocer la decisión soberana del pueblo y conducir el país hacia una crisis política, institucional y económica.

Esta Articulación Continental de los Movimientos Sociales hacia el ALBA es parte de un proceso emancipador que desde la Revolución Haitiana hasta nuestros días, busca construir una sociedad más justa y profundamente humana. Nuestro compromiso es continuar el legado de millones de revolucionarias y revolucionarios como Bolívar, San Martín, Dolores Cacuango, Toussaint L’Overture, José María Morelos, Francisco Morazán, Bartolina Sisa y tantos otros que de manera solidaria y desprendida entregaron sus vidas por estos ideales.

Reafirmando nuestra historia, nuestra Asamblea lleva el nombre de uno de ellos, el de nuestro Comandante Hugo Chávez, a quién honramos retomando sus banderas de lucha por la unidad y la hermandad entre todos los pueblos de esta Patria grande, libre y soberana.

“’La unidad e integración de Nuestra América está en nuestro horizonte y es nuestro camino!”

Ver video resumen

Foto: www.albamovimientos.org

(CC) 2013 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2014 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.