Versión para imprimir

12 de noviembre de 2013 | | | | |

Principio ancestral de participación

Francisco Rocael (Guatemala): el derecho a la consulta comunitaria ante megaproyectos

Necesitas Flash y Javascript

Descargar: MP3 (24.1 MB)

En el marco del V Encuentro de la Red latinoamericana contra Represas y en Defensa de los Ríos, las comunidades y el Agua que se desarrolló en el departamento guatemalteco del Petén, la trascendencia de las consultas comunitarias como herramientas de resistencia y participación fue uno de los ejes centrales de reflexión.

El integrante de la Asamblea Departamental de Huehuetenango (ADH), Francisco Rocael, realizó un encuadre de este principio ancestral de participación hoy corroborados en principios de jurisprudencia y legislación internacional como la resolución 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

A juicio de Rocael, este principio encierra el principio de libre determinación de las poblaciones indígenas, que en el caso de Guatemala se han realizado a lo largo de todo el territorio. “Para nosotros el derecho a la consulta es parte del poder político de los pueblos. Le estamos dando ese sentido político sin descuidar la parte legal. Pero por la parte legal podemos frustrarnos ya que la legalidad también es un instrumento de dominación que los bancos, gobiernos y empresarios están empleado”, dijo el miembro de ADH.

En el caso de Huehuetenango, el proceso de consultar comunitarias ha dado paso a la declaratoria de municipios libres de minería y megaproyectos. Huehuetenango es uno de los departamentos más importantes de Guatemala en extensión y población y cuenta además con nueve comunidades lingüísticas mayas que fueron las unidades de articulación más allá de las divisiones municipales, dijo “Chico” Rocael.

“Al parecer nuestros pueblos han estado divididos por las iglesias, por los partidos (políticos) o por otras razones. Pero para nosotros haber llegado a un consenso con todos los sectores importantes en un territorio y expresar nuestra decisión política en un 90 o 95 por ciento, nos hace pensar que se puede llegar a consensos”, dijo Rocael. Consensos necesarios para la resistencia a megaproyectos –acotó- pero también para la construcción de otro modelo económico y social.

En su intervención, cubierta por Radio Mundo Real en la actividad que se extendió durante una semana en el caserío de Retalteco, a escasos 15 kilómetros del río Usumacinta, fronterizo entre Guatemala y México.

Nueva invasión, nuevo despojo

Proyectos hidroeléctricos, mineros y petroleros se superponen y complementan en Huehuetenango constituyendo “un nuevo despojo, una nueva invasión” en este caso vehiculizado por empresas trasnacionales y con la “complicidad” de las autoridades políticas.

Sin embargo Rocael insiste en la necesidad de articulación inter-comunitaria e inter-nacional: “no es posible luchar contra casos, no es posible luchar contra proyectos”.

En dicho departamento solo restan cuatro municipios a realizar su consulta comunitaria y ya se encuentroa articulado en el Consejo de Pueblos de Occidente.

Sin embargo, varias de las legislaciones sobre uso del territorio, como la de minería, desconocieron los principios de la consulta comunitaria. Rocael señaló que el desafío es “mantener vivo ese derecho a la consulta” por lo cual en varias comunidades se celebra anualmente el día de la consulta, sea institucionalmente o en forma autónoma de las comunidades.

“Debemos transformar ese derecho en un símbolo de las luchas de nuestros pueblos”, señaló.

Escuche la intervención de Francisco Rocael en el Encuentro de REDLAR en audio adjunto de Radio Mundo Real.

Imagen: Radio Mundo Real

(CC) 2013 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2014 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.