Versión para imprimir

English | Español

6 de enero | | | | |

Stop Harvard!

Testimonio desde la provincia argentina de Corrientes sobre impactos de monocultivos forestales

Necesitas Flash y Javascript

Descargar: MP3 (5.8 MB)

La colonia argentina de Montaña, departamento de San Miguel, provincia de Corrientes, contó por cientos de años con miles de hectáreas cubiertas con bañados y tierras fértiles para la producción de alimentos y el pastoreo de animales. Sin embargo, en menos de una década, los monocultivos de pinos y eucaliptos se apoderaron del horizonte.

Un equipo de activistas de Amigos de la Tierra Argentina visitó Corrientes, en el marco de la campaña Stop Harvard!, para visibilizar la destrucción ambiental y social que esa universidad estadounidense está provocando en el país sudamericano. En Corrientes, los ecologistas conversaron con quienes conviven diariamente con la realidad de las plantaciones forestales.

El poblador Adrián Obregón, oriundo de Montaña, es representante de las Organizaciones de la Agricultura Familiar de Corrientes. Según relata Amigos de la Tierra Argentina en una nota de prensa, fue Adrián quien acompañó a los visitantes a mediados de diciembre a recorrer los caminos de la colonia, visitar vecinos y escuchar las historias populares.

A menos de un kilómetro de la chacra de Adrián, siguiendo el camino que va a la escuela primaria y a un jardín, los campos de la Universidad de Harvard –empresa Las Misiones– lucen su “uniformado ejército verde”. Pero eso no es todo. Sobre el final de la visita, ya de regreso al pueblo a caballo, y por un camino que hasta hace 70 años era laguna, los integrantes de Amigos de la Tierra Argentina estuvieron a menos de 50 metros de nuevas plantaciones de pinos y eucaliptos. “Son de los empleados de Las Misiones. Las plantaciones también están adentro de la colonia, entre la gente”, dijo Adrián.

El oriundo de Montaña relató cómo el negocio de la forestación deja a los pobladores históricos –que hablan guaraní como primer lengua y conviven con el ecosistema de una manera integrada y simple– sin agua subterránea, y cómo afecta su acceso a caminos transitables, salud, educación, además de las consecuencias sobre sus modos de vida tradicionales.

"(...) Desde hace un tiempo se tiene que venir profundizando más los pozos. Los que tenían cinco metros de profundidad hoy están llegando a los 12 metros, tal vez un poco más en algunos lugares. Todo esto es porque vienen avanzando sobre las colonias las plantaciones de pinos y eucaliptos que consumen muchísimo líquido”.

Se secan los pozos, eso afecta a su vez la producción, y en los tiempos de sequía “directamente no se levanta más nada”, señaló Adrián. “Hasta ahora seguimos con el mismo tipo de producción, pero hay cosas que se dejaron por falta de estabilidad como el tabaco, y lo otro es el algodón. Eso dejó de producir la gente por falta de (buenos) precios. En las comercializaciones siempre están los intermediarios, que son los que se quedan con la ganancia, y el productor se queda con el trabajo y con deudas muchas veces también”.

Adrián contó que la avanzada forestal es consecuencia de la falta de políticas públicas para el sector de la agricultura familiar, de los pequeños productores. “Entonces los gobiernos provinciales promocionan la forestación, subsidiada por el estado nacional. (Pero) los gobiernos provinciales no se fijan dónde se tiene que plantar o promocionar este tipo de cultivo, no hay un ordenamiento, no se respeta la parte humana”.

El poblador de Montaña manifestó, al mostrar un camino de la zona, que cuando empiezan a pasar los camiones con carga de madera y llueve se torna “intransitable”. “Cuando está el camino feo y uno se enferma, tiene que llamar al hospital para que manden la ambulancia –ya que ni siquiera tenemos una sala de primeros auxilios en las colonias, la única que tiene es la colonia del Caimán–, y con el mal estado del camino no entran. O cuando uno necesita de la policía, si está feo el camino tampoco entran”. Los niños no pueden concurrir a los centros educativos porque el medio que los transporta no puede ingresar a Montaña.

Sobre la empresa Las Misiones, Adrián aseguró que se maneja con contratistas. Explicó que no hay trabajadores directos, o los hay muy pocos, porque casi todos son “tercerizados”. Los contratistas subcontratan a los empleados, contratan empresas que hacen servicios rurales.

“Esto en otro tiempo en esta fecha estaba lleno de maíz, en todos los campos. Lo que pasa es que mucha gente que vivía de esto se tuvo que ir, algunos vendieron, algunos familiares se quedaron viviendo en los lotes, pero la mayoría se tuvieron que deshacer de sus predios”, se lamentó el poblador local.

No obstante, aclaró: “todavía seguimos creyendo que la vida está en el campo. Uno ama todo lo que es esto, la naturaleza, y por eso es que nosotros le seguimos peleando a la forestación. Creemos que se puede vivir mejor en el campo”.

Imagen: nosonbosques.com.ar

(CC) 2014 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2014 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.