Versión para imprimir

20 de febrero | | | |

¿Cuántas veces más?

La derecha venezolana y la injerencia estadounidense en una nueva intentona golpista

Descargar: MP3 (3.3 MB)

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, advirtió el miércoles que grupos paramilitares están atacando territorio venezolano desde Colombia. “Si tengo que decretar un estado de excepción especial para el (estado fronterizo de) Táchira, estoy listo”, aseguró el mandatario, con el objetivo de garantizar la vigencia de la soberanía y la Constitución en todo el territorio.

Según Alba TV, desde Táchira el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, denunció que comandos paramilitares actúan coordinadamente para aterrorizar a los ciudadanos de la capital estatal, San Cristóbal. Por eso el gobierno nacional resolvió instalar un Estado Mayor que garantice la paz.

“Tienen aterrorizados a los que viven en esta ciudad. La gente tiene miedo de salir a sus casas”, dijo Rodríguez. “Aquí no se trata de protestas estudiantiles. Se trata de grupos que tienen adiestramiento en el vecino país, se trata de subversión”, aseguró.

También ayer el dirigente William Gudiño, integrante de la Red de Comuneros y Comuneras de Venezuela y presidente del Instituto Nacional de Tierras (INTI), dijo a Radio Mundo Real que los hechos de violencia callejera, alentados políticamente hacia la desestabilización del gobierno de Venezuela, cuentan con una preparación de carácter paramilitar inspirada en el accionar de grupos ilegales en Colombia.

Gudiño señaló que la confrontación con los sectores de formación paramilitar alcanzan “como carne de cañón a los estudiantes y grupos de clase media”. “En su efecto golpista lo fundamental no son los estudiantes, sino las fuerzas con preparación militar, que actúan muy ordenadamente”.

El dirigente explicó que los actos de violencia tienen lugar en barrios de clase media y que desde las comunas de las periferias se encuentran preparados, con fuerte presencia callejera, para detener la nueva intentona golpista.

Siempre el Imperio

En tanto, desde México el presidente estadounidense Barack Obama reclamó la inmediata liberación de los integrantes de las fuerzas de choque desestabilizadoras detenidos, demanda respaldada por la portavoz adjunta del Departamento de Estado de ese país norteamericano, Marie Harf.

El domingo el Departamento de Estado había emplazado al gobierno venezolano a no encarcelar al jefe del ultra derechista partido Voluntad Popular, Leopolodo López, principal instigador de los hechos de violencia en Venezuela que ya dejaron varios muertos y gran cantidad de heridos. López llamó a “tomar las calles hasta que salga el gobierno” legítimamente electo de Venezuela. El martes fue detenido, luego que el 12 de febrero la justicia ordenara su captura y desde cuando se encontraba prófugo. El gobierno aseguró además que tiene información sobre un plan para asesinar a López, desde la propia derecha, y que debe garantizarle su integridad física.

El líder opositor es un ex alcalde del municipio de Chacao, perteneciente al estado de Miranda y también al Distrito Metropolitano de Caracas. Su vasto historial se remonta al asedio a la embajada cubana durante el golpe de estado de 2002 contra el gobierno del entonces presidente Hugo Chávez, y tiene el apoyo explícito del Departamento de Estado de Estados Unidos.

En tanto, Alba TV informa también que el embajador venezolano ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, dirigió ayer un mensaje a embajadores de la entidad en una nueva reunión realizada en la capital estadounidense, Washington. El diplomático repudió la injerencia de Estados Unidos sobre la soberanía de Venezuela, y denunció intereses belicistas de sectores del gobierno del estado norteamericano.

En su presentación de media hora ante la OEA, Chaderton detalló cómo la secretaria adjunta de Estado para Latinoamérica del gobierno de Estados Unidos, Roberta Jacobson, le advirtió que el gobierno venezolano debería atenerse a las consecuencias internacionales si la justicia capturaba a Leopoldo López.

El diplomático vinculó los planes desestabilizadores de Estados Unidos a sectores de la industria bélica de ese país, que estarían profundamente interesados en iniciar una guerra en Venezuela. Asimismo, incluyó en el plan golpista a un conglomerado de medios internacionales, como los periódicos Clarín de Argentina, El Universo de Ecuador, el canal de televisión colombiano NTN24, ligado al ex presidente Álvaro Uribe, controlados por medios como CNN y Washington Post de Estados Unidos y El País de España.

Una mirada más analítica

Por su parte, el sociólogo y politólogo argentino Atilio Borón, referencia de los movimientos sociales latinoamericanos, publicó ayer en su web (http://www.atilioboron.com.ar/) un análisis titulado “La amenaza fascista en Venezuela”.

“La escalada desestabilizadora que actualmente sufre la Venezuela bolivariana tiene un objetivo no negociable: el derrocamiento del gobierno de Nicolás Maduro. No hay un ápice de interpretación de quien esto escribe en esta afirmación. Fue expresada en reiteradas ocasiones no sólo por los manifestantes de la derecha en las calles sino por sus principales líderes e instigadores locales: Leopoldo López (...) y María Corina Machado, diputada por (el grupo derechista) Súmate a la Asamblea Nacional de Venezuela”, empieza diciendo Borón en su nota. “En más de una ocasión se refirieron a las intenciones que perseguían con sus protestas utilizando una expresión a la que regularmente apela el Departamento de Estado: ’cambio de régimen’, forma amable y eufemística que reemplaza a la desprestigiada ’golpe de estado’. Lo que se busca es precisamente eso: un ’golpe de estado’ que ponga punto final a la experiencia chavista”.

Borón expresa más adelante que “para Estados Unidos la autodeterminación venezolana afirmada sobre las mayores reservas comprobadas de petróleo del mundo, la derrota del ALCA y los avances de los procesos de integración y unidad en América Latina y el Caribe –la UNASUR, el Mercosur ampliado, la CELAC, Petrocaribe, entre otros– impulsados como nunca antes jamás por el líder bolivariano (el ex presidente fallecido Hugo Chávez) son desafíos intolerables e inadmisibles, merecedores de un ejemplar escarmiento”. Agrega: “Para la oposición interna el chavismo significó el fin de las prebendas y negociados que obtenía por su colaboración con el gobierno de Estados Unidos y las empresas norteamericanas en el saqueo y el pillaje de la renta petrolera, y que encontró en los líderes y organizaciones políticas de la Cuarta República sus socios menores e imprescindibles operadores locales”. “Tanto Washington como sus peones estaban seguros de que el chavismo no sobreviviría a la desaparición física de su fundador. Pero con las presidenciales del 14 de Abril del 2013 sus esperanzas se esfumaron: Nicolás Maduro prevaleció sobre Henrique Capriles por un porcentaje muy pequeño, pero suficiente e indiscutible, de votos”, asegura el politólogo argentino.

Ver su nota completa en sitio mencionado anteriormente:
http://www.atilioboron.com.ar/

Imagen: maldonadonoticias.com

(CC) 2014 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2014 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.