Versión para imprimir

9 de marzo | | | |

La multiplicación de Chávez

Homenajes en Caracas a tres años de la desaparición física de Hugo Chávez

Descargar: MP3 (17.5 MB)

Descargar: MP3 (8.9 MB)

El 5 de marzo se conmemoró el tercer año del fallecimiento de Hugo Chávez en todas las plazas Bolívar de Venezuela, y en actos realizados en barrios y otros espacios públicos. Radio Mundo Real estuvo en Caracas y registró una parte de las diferentes actividades que se realizaron en su homenaje. Al recorrer la ciudad, es inevitable constatar cómo la figura de Hugo Chávez está omnipresente, no tanto por publicidades oficiales, sino por las manifestaciones populares: murales, afiches , grafitis, pintadas. Paredes y muros de casas y edificios reflejan el significado que tiene Chávez para el pueblo venezolano. Lo mismo se puede decir de la ciudad de Mérida, donde también estuvo presente Radio Mundo Real.

A partir de su desaparición física, los ataques desde sectores de la derecha a la revolución boliviariana no han cesado. Desde las llamadas guarimbas en 2014, que fueron ciertamente la manifestación más agresiva en contra de la revolución bolivariana (fueron 43 las personas asesinadas en estos actos violentos), hasta el intensificado boicot actual que realizan empresas con el objetivo de aumentar el desabastecimiento de alimentos y artículos de primera necesidad, los ataques de la oposición no cesan.

Este 5 de marzo fue nuevamente una fecha de reivindicación de la figura del comandante eterno (como lo llaman militantes de partidos y movimientos sociales), pero también de mucha reflexión, evaluación y construcción en relación a los pasos a seguir tomando para contrarrestar el envalentonamiento de la derecha. La victoria de la coalición de oposición, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), en las elecciones parlamentarias el pasado 6 de diciembre fue el primer resultado electoral significativo de la derecha desde que Chávez asumiera la presidencia en 1999.

Bajo este escenario las amenazas ahora pasan a otro plano. Muchas de las conquistas en las que los movimientos populares se vieron profundamente involucrados, como la Ley de Semillas aprobada en diciembre de 2015, que no sólo prohibió los transgénicos en el país sino también las patentes y derechos de obtentor, están en riesgo.

Este posible retroceso, que recae asimismo sobre la Ley de Tierras y de Soberanía Alimentaria aprobadas anteriormente, puede llegar de la mano de una de las primeras iniciativas de la oposición en el parlamento, la Ley de Producción Nacional, cuyo objetivo es volver a dar protagonismo al capital privado (nacional y trasnacional) en detrimento del rol rector del Estado en la economía del país. En pocas palabras, regresar al modelo neoliberal anterior a la llegada de Chávez.

Pero el nuevo parlamento carga además con otras armas que mantienen en vilo tanto al Estado como a los movimientos populares. El 16 de febrero pasado fue aprobada en primera instancia un proyecto de Ley de Amnistía, cuyo objetivo principal es poner en libertad, entre otros, a quienes fueron juzgados por su responsabilidad en los ataques desestabilizadores que tuvieron como consecuencia las 43 personas asesinadas mencionadas, y centenares de heridos.

El proyecto de ley va más allá, y propone amnistiar a personas por delitos de estafa, acaparamiento y especulación de mercancías, porte ilícito de armas, entre otros. El ahora diputado por el PSUV y actor político de peso del chavismo, Diosdado Cabello, denunció en su primer intervención en el parlamento este año que cada artículo del proyecto "se ha convertido en una mercancía (...) Si usted quiere aparecer en cada artículo tiene que pagar algo". Un análisis detallado del proyecto puede leerse aquí.

Análisis y propuestas para el avance

Profundización de la revolución bolivariana

En un análisis de coyuntura realizado durante el Encuentro de Comunicación de ALBA movimientos, el psicólogo social e integrante del Movimiento de Pobladoras y Pobladores, Andrés Antillano consideró que existe un desgaste en el país, pero que "el agotamiento no es del modelo socialista, como proclama la reacción, sino del modelo capitalista en su particular versión que ha tenido Venezuela durante muchísimo tiempo, que es el modelo rentista desarrollista".

Según Antillano, el proceso de verdadera nacionalización del petróleo iniciado por Chávez en 2004 a través del Plan Soberanía Petrolera, logró sacar al capital privado del control de la producción de la renta del hidrocarburo, pero no así de la distribución de esa renta: "El capital se desplazó hacia la recuperación de la renta petrolera en la esfera de los servicios, controlando el sector de importaciones, de comercio internacional. En este período por ejemplo, el sector económico que más ha crecido ha sido el sector bancario. Eso ha implicado una acumulación de capital criminal a través por ejemplo de la especulación con el diferencial de divisas entre el dólar controlado y el no oficial, que llega a ser superior al 1000%".

Sumado a estas operaciones, el contrabando de combustibles a países vecinos y la fuga de capitales son otros dos componentes de peso de la guerra económica que hacen vulnerable a la revolución: "una guerra económica que no es otra que la guerra del capital contra el trabajo, de los ricos contra los pobres", sentencia el analista.

Otro de los desafíos que apuntó reside en la superación de la lógica y estructura de un Estado burgués, una tarea que inició Chávez con la instauración de las comunas rumbo a la construcción de un Estado comunal, pero que "quedó pendiente", dice Antillano. "La burguesía venezolana es una burguesía parásita del Estado, lo ha sido siempre y lo ha sido en este tiempo. En este sentido la corrupción es el mecanismo privilegiado de acumulación de capital en Venezuela".

Hay aquí un elemento que se reitera en el análisis de la militancia social y política que es la contradicción entre ese Estado y la construcción de poder popular a través de la organización a nivel nacional de las comunas. Una dialéctica con fuertes tires y aflojes, en la que chocan el crecimiento de la organización y reclamo de autonomía de comuneros y comuneras e intentos dentro del propio Estado de "cooptación, regulación y tutelaje de las formas del poder popular", según entiende Andrés Antillano.

Unidad

"Unidad, unidad y más unidad", dijo Hugo Chávez en cadena nacional en 2012 pocos meses antes de fallecer. Fue quizás una de sus frases más citadas por la militancia, vecinas y vecinos caraqueños que le rendían homenaje este 5 de marzo. Bajo esta consigna es que se creó este año el Frente Patriótico Hugo Chávez, conformado por decenas de movimientos, colectivos y partidos. El Frente se organizó en los 24 estados de Venezuela y el 5 de marzo se hizo presente en todas las plazas Bolívar del país para reivindicar la figura del comandante.

En el acto realizado en Caracas, Dubraska Escobar integrante de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, uno de los movimientos parte de este nuevo frente, contó a Radio Mundo Real: "Nuestra principal línea de acción es unificar al chavismo de base. Desde este espacio hemos estado desarrollando agenda en todo el país, una serie de encuentros y reuniones en cada uno de los estados, con una estructura que no tiene direcciones verticales. Todos como poder popular tomamos decisiones de manera asamblearia y consensuada".

Aunque la derecha a nivel regional e internacional hable de agotamiento del chavismo o del proceso de revolución en Venezuela, no es lo que se ve ni se respira en ese territorio. Este cerrar filas y reorganizarse en defensa del legado de Chávez es un hecho tan innegable como los interminables muros y paredes que pintan la defensa de esa revolución en proceso. Nada difícil de entender cuando se repasan los logros en términos de inclusión social en los últimos 17 años: 1 millón de viviendas construidas a través de la Gran Misión Vivienda, ampliación de la cobertura de la seguridad social, reducción de hambre, pobreza y extrema pobreza, entre tantos otros logros en pos de la justicia social, que han sido incluso reconocidos por la Organización de las Naciones Unidas, e imposibles de repasarlos de forma extensiva aquí.

Y queda claro que ese legado trasciende la conquista de estos derechos básicos y fundamentales. Al finalizar la conversa con Dubraska, también es llanera como lo era Chávez, le preguntamos qué significó para ella la figura del ex presidente: “Chávez para mi fue un maestro, alguien que siempre se preocupó en todas sus alocuciones por tener un contacto directo con todo el pueblo, con la gente, y sobre todo con las mujeres, por eso siempre se declaró feminista. Y como mujer pienso que no hay nada más bonito que lo que hizo Chávez por nosotras las mujeres, que es dignificarnos, respetarnos y colocarnos siempre en primer lugar”.

El compromiso y afecto entre la gente humilde y organizada, con las causas y la figura de Hugo Chávez, hace de indudable realidad la consigna tantas veces coreada este 5 de marzo: “Chávez no se murió, se multiplicó”.

En el audio adjunto escuche la intervención de Andrés Antillano.

Portafolio

Imagen: Radio Mundo Real

(CC) 2016 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién es usted?
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2016 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.