Versión para imprimir

20 de marzo de 2013 | | | | |

El campo de paz

Voces campesinas en procesos de paz en Colombia

Descargar: MP3 (15.1 MB)

El 15 de marzo se realizó la instalación del Congreso Regional para la Paz del suroccidente colombiano, iniciativa que se extendió en sus deliberaciones hasta el 17 de ese mes. Este escenario de construcción integral de paz para un país con vida digna tuvo lugar en la ciudad de Popayán, capital del departamento del Cauca.

A la cita asistieron cerca de 1500 delegados de organizaciones campesinas, indígenas, afrodescendientes, estudiantiles, ambientalistas, entre otras, provenientes de los departamentos de Cauca, Valle del Cauca, Huila, Nariño, y una delegación del departamento de Putumayo.

A través de su corresponsal Danilo Urrea*, Radio Mundo Real acompañó los tres días de Congreso Regional y dialogó con la docente Paola Vanegas, integrante del Coordinador Nacional Agrario, organización colombiana que hace parte de La Vía Campesina.

“Además de encontrarnos y convocarnos en estos tres días de trabajo, el objetivo macro es juntar todas las propuestas desde los cuatro departamentos que hacemos parte de la región suroccidente, para la construcción de nuestro mandato de paz”, señaló Vanegas. El mandato de paz es uno de los siete que el Congreso de los Pueblos definiera en 2010 como estratégicos para la creación de una legislación popular, que más allá de la coyuntura de paz que hoy vive Colombia, permita presentar una nueva propuesta de país con justicia social.

En los últimos años las organizaciones campesinas colombianas han denunciado estrategias gubernamentales para generar lo que denominan un “campo sin campesinos”, que permita la consolidación de un modelo transnacional de producción. Ante estas amenazas y en el ámbito de la construcción de la paz desde las propuestas sociales, Vanegas precisó que “la identidad campesina debe ser uno de los puntos estratégicos a la hora de poner nuestras propuestas, precisamente porque el reconocimiento del campesinado es muy importante para continuar con la labor de dignificación de la vida en el campo”. La docente consideró, también, que se hace prioritario solucionar los conflictos intersectoriales e interétnicos que se presentan en la región suroccidente y que involucran a campesinos, afrodescendientes e indígenas, conflictos que se conectan directamente con el ordenamiento terrorial que el Estado ha utilizado para agudizar los conflictos entre las etnias, principalmente por el acceso inequitativo a las tierras.

Sobre fines de febrero e inicios de marzo, el sector campesino cafetero declaró una jornada nacional de huelga que fue duramente reprimida por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos. La lectura y los pronunciamientos de la sociedad organizada en Colombia coincidieron en evidenciar la contradicción de un gobierno que por un lado habla de paz, en la capital cubana, La Habana, con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y, por otra parte, usa la violencia ante las demandas de sectores sociales del país. La región del suroccidente fue una de las más activas y duramente reprimida durante la huelga cafetera. Vanegas afirmó que “en el departamento del Huila presenciamos el hecho histórico en el que los cafeteros que salieron al paro y se movilizaron estuvieron en un ejercicio muy digno”. “Nuestra postura, la del Coordinador Nacional Agrario, es que así como este paro cafetero ha sido un gran ejemplo de lucha, necesitamos que el sector agrario tenga en cuenta esta gran iniciativa; ahora que se viene el paro de los arroceros, de los algodoneros, que no se haga de manera fragmentada, sino que mostremos esa unidad en lo agrario”.

Frente a los diálogos de paz que sostiene el gobierno de Santos con las FARC, “como Coordinador Nacional Agrario saludamos ese proceso de diálogo”. “Sin embargo consideramos que las voces del campesinado colombiano no están siendo escuchadas, por lo tanto como parte del Congreso de los Pueblos también proponemos que el Estado tiene que escuchar al movimiento social, que nosotros como congresistas populares tenemos una agenda social que se viene moviendo desde hace muchos años sobre cómo debe ser la paz, y cuál es la paz que queremos para Colombia”. “Y no estamos siendo escuchados, ese es el punto fundamental”, concluyó Vanegas.

* Danilo Urrea es integrante de CENSAT Agua Viva – Amigos de la Tierra Colombia.

Foto: kaosenlared.net

(CC) 2013 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2014 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.