Versión para imprimir

English · Español

14 de diciembre de 2011 | | | |

Más allá de los fuegos artificiales

Una mirada crítica de los resultados de la COP de Clima de la ONU. Parte 1

Descargar: MP3 (2.3 MB)

Las negociaciones de cambio climático de Naciones Unidas (ONU) terminadas el domingo en Durban, Sudáfrica, no representaron ningún avance importante en dos asuntos centrales: compromisos de reducción de emisiones drásticos de los países desarrollados y su financiamiento para hacer frente a la crisis en el mundo en desarrollo.

Los acuerdos de Durban, que por estas horas son vendidos al mundo por gobiernos de países ricos como “grandes logros”, atrasan las decisiones fundamentales y en gran parte minan la propia Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), firmada en 1992.

Entre los resultados de la COP, que terminó dos días después de lo previsto, la ONU destaca en comunicado de prensa el acuerdo para un segundo período de compromisos del Protocolo de Kioto, a partir del 1º de enero de 2013. Esa información es desmentida desde varios sectores. Por ejemplo, la jefa negociadora venezolana, Claudia Salerno, aseguró a Telesur que no hubo tal acuerdo.

El Protocolo de Kioto es el único instrumento legalmente vinculante para hacer frente al cambio climático, que obliga sólo a las naciones desarrolladas a las reducciones de emisiones contaminantes. Se basa en los principios de la CMNUCC de “responsabilidades comunes pero diferenciadas” y de “responsabilidad histórica” de las naciones ricas.

La extensión del Protocolo de Kioto era una de las principales demandas de numerosos movimientos y organizaciones sociales que trabajan por justicia climática. El instrumento legal es visto como fundamental para obligar a las naciones desarrolladas a recortar sus emisiones.

Sin embargo, las cifras de reducción de emisiones propuestas hasta el día de hoy por los países industrializados son muy escasas, cuando no nulas. Diversos científicos advierten que el nivel de contaminación actual podría llevar al planeta a un aumento de la temperatura promedio mundial de más de 4 grados Celsius, en comparación con la época preindustrial. Asimismo, la ciencia indica que hay que buscar por todos los medios limitar el aumento de la temperatura a dos grados.

Sin reducciones de emisiones acordes con la ciencia, el Protocolo de Kioto se transforma en un instrumento vacío. La posibilidad de extensión de Kioto se usó por los países desarrollados en la COP como carnada para forzar a que se aprobara lo que se conoce como la “Plataforma de Durban”, un nuevo camino de negociación concretado para firmar un nuevo acuerdo a más tardar en 2015 y que entraría en vigor en 2020. Ese tratado terminaría de liquidar el Protocolo de Kioto.

El nuevo acuerdo incluiría a los países en desarrollo, especialmente a las economías emergentes como China e India, y advierten desde varios sectores que podría ser un sistema basado en “promesas” y no en obligaciones de reducciones. Por si fuera poco, la nueva línea negociadora retrasa de cinco a diez años las acciones urgentes contra el cambio climático, y nada asegura que ese sentido de urgencia sea atendido luego.

La “Plataforma de Durban” demuestra cómo las naciones desarrolladas encontraron la vuelta para salirse de sus obligaciones bajo la CMNUCC y el Protocolo de Kioto, para dar los primeros pasos hacia un sistema que coloca la carga sobre los Estados en desarrollo. Y las naciones ricas encuentran esta solución sin haber cumplido nunca con sus responsabilidades de reducción de emisiones, financiamiento para la adaptación y mitigación del cambio climático en el Sur global y transferencia de tecnologías a esas regiones para un desarrollo limpio.

Otro de los puntos más destacados de los acuerdos de Durban es la aprobación del Fondo Verde para el Clima, para financiar la adaptación y mitigación del cambio climático en los países más vulnerables. Sin embargo, ese fondo no tiene fondos, advierte la federación ambientalista Amigos de la Tierra Internacional. Además, más de 160 organizaciones de la sociedad civil de 39 países denunciaron en Durban a través de una carta abierta que los países desarrollados, especialmente Estados Unidos, Reino Unido y Japón, están buscando que las corporaciones transnacionales y financieras accedan directamente al financiamiento del Fondo Verde para el Clima.

En líneas generales, la COP de Durban de Clima no logró acuerdos sustantivos para reducción de emisiones contaminantes y financiamiento climático, fundamental para los Estados más afectados y vulnerables. En cambio, se retrasaron las acciones para hacer frente a la crisis y las naciones desarrolladas, junto al poder corporativo transnacional, impusieron las condiciones necesarias para evitarse sus obligaciones y responsabilidades. No hay nada que celebrar.

Foto: http://www.flickr.com/photos/foei/

(CC) 2011 Radio Mundo Real

Mensajes

¿Quién es usted?
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2017 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.