Versión para imprimir

English · Español

5 de marzo de 2013 | | | |

Nombres que no se olvidan

Videos de pronunciamiento del sindicato de dirigente asesinado en Chile y de manifestación por verdad y castigo

Descargar: MP3 (2.6 MB)

El 21 de febrero fue asesinado de un balazo en la cabeza en la capital de Chile, Santiago, el dirigente sindical Juan Pablo Jiménez Garrido, presidente del Sindicato Nº 1 y de la Federación de Trabajadores de la empresa Ingeniería Eléctrica Azeta, prestadora de servicios de Chilectra, la compañía distribuidora de electricidad más importante del país.

Chilectra se encarga de suministrar alrededor del 45 por ciento de la electricidad nacional, especialmente en Santiago y la zona central.

Jiménez fue visto el 21 de febrero por compañeros de trabajo sentado en una banca, al interior de la empresa, justo a la salida de la oficina de su jefatura, revisando documentación relacionada con la actividad sindical. Minutos después, el trabajador Mario Gutiérrez lo encontró sin vida, sentado en la misma banca donde había sido visto hacía poco rato. Al otro día iba a presentar a la Dirección del Trabajo del gobierno denuncias por abusos laborales y despidos injustificados de Azeta. La Policía de Investigaciones chilena atribuyó la muerte de Jiménez a una “bala perdida”.

El sindicalista era casado, tenía 34 años y dos hijos. Su familia interpondría una querella criminal. En un comunicado público del Sindicato Nº 1 de Azeta del 22 de febrero (ver video abajo), sus compañeros señalaron que el dirigente “lideró un reñido proceso de negociación colectiva que culminó en el mes de diciembre del año 2012, donde se votó la huelga por parte de los trabajadores, no arribando a acuerdo con la empresa”. “Finalmente la Asamblea Sindical decidió acogerse a lo dispuesto por el artículo 369 del Código del Trabajo, lo que molestó a los dueños de la empresa porque significa repetir la negociación colectiva en el plazo de un año”, agregó el texto.

Además, Jiménez “había presentado numerosas denuncias por abuso laboral y por condiciones deficientes de seguridad en el trabajo, en contra de Azeta”. En junio del año pasado había fallecido Richard Trincado, trabajador de la empresa, en un accidente laboral.

“En los últimos días las diferencias entre el sindicato y la empresa se habían agudizado producto del cuestionamiento de los trabajadores al tipo de arnés de seguridad que se les quiso imponer. Se debe considerar que se trata de trabajadores subcontratistas de la empresa Chilectra, encargados de reponer el servicio eléctrico y que desarrollan sus labores en condiciones de alta peligrosidad”, siguió el parte de prensa.

Según relataron sus compañeros sindicalistas en el escrito, Jiménez se autodefinía como un “combatiente de la clase obrera” y se identificaba con un “sindicalismo clasista, democrático y de base”, en el que no cabe la corrupción ni el acomodo. Además, formaba parte de la Radio Popular Enrique Torres, que funciona en poblaciones de la comuna de La Granja

El comunicado público del Sindicato Nº 1 de Azeta terminó diciendo: “Juan Pablo fue asesinado al interior de la empresa, al término de su jornada de trabajo y sin que la gerencia de Azeta pueda explicar lo sucedido. Exigimos verdad y justicia”.

Con la asistencia de decenas de compañeros de trabajo, amigos y familiares, se realizó el 23 de febrero el funeral de Jiménez. “Justicia, verdad, no a la impunidad” era la consigna que gritaban los acompañantes del féretro, en el cementerio El Prado de Santiago.

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, calificó la muerte del luchador social como de tremenda gravedad y enfatizó la necesidad de hacer una investigación con todos los elementos para poder dar cuenta de qué fue lo que ocurrió. Figueroa informó que la CUT está planificando una serie de acciones con dirigentes del sindicato de la empresa Azeta y con la familia de Jiménez.

El 27 de febrero miles de personas se manifestaron en las calles de Santiago en reclamo de verdad y castigo por el asesinato del trabajador. Como suele ocurrir con las manifestaciones pacíficas en Chile, la policía reprimió la movilización (también ver video abajo). Pero el nombre de Juan Pablo no dejó de ser gritado con fuerza y el reclamo de una investigación seria y justicia pudo más que los atropellos de quienes se hacen llamar “fuerzas del orden”.

Foto: http://www.fel-arg.org

(CC) 2013 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2014 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.