Versión para imprimir

English · Español · Português

15 de diciembre de 2009 | |

Mecanismos de desarrollo incierto

Una mirada sobre los MDL en Uruguay: el caso de la curtiembre Zenda Branáa

Duración: 14 minutos 16 segundos
Descargar: MP3 (9.8 MB)

Durante los últimos años, la preocupación por el fenómeno conocido como cambio climático ha crecido exponencialmente, hasta transformarse en una de las principales que tiene la sociedad a nivel mundial.

Diversas propuestas se han esbozado desde entonces para tratar de mitigar este fenómeno, tanto desde las esferas gubernamentales y de los organismos supranacionales como desde la base, desde los movimientos de la sociedad civil.

Desde el acuerdo internacional destinado a reducir los gases causantes del efecto invernadero, que se encuentra dentro del ámbito de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y se conoce como Protocolo de Kioto, se apostó por incluir tres mecanismos de mercado destinados a reducir las emisiones causantes del calentamiento global. Estos mecanismos son el comercio de emisiones, la implementación conjunta y los mecanismos para un desarrollo limpio, o MDL. Es precisamente este último mecanismo el que será abordado en este informe, a través del estudio de un caso específico.

Según Naciones Unidas, los MDL implican el llevar a cabo proyectos de reducción o eliminación de emisiones en los países subdesarrollados para ganar créditos –equivalentes a una tonelada de dióxido de carbono- por reducciones certificadas.

“Estos certificados de reducción de emisiones pueden ser comercializados y vendidos, y utilizados por los países industrializados para alcanzar una parte de sus metas de reducción de emisiones bajo el Protocolo de Kioto”, se explica en la página web de Naciones Unidas.

Desde que este mecanismo comenzó a operar en el año 2006, se han registrado más de mil proyectos MDL alrededor del mundo y se prevé que produzcan certificados de reducción de emisiones por más de 2700 millones de toneladas de dióxido de carbono en el primer período del Protocolo de Kioto.

El gobierno uruguayo adoptó esta propuesta y la impulsó en el territorio nacional, considerando que la aplicación de los MDL en el Sur constituye una forma de incrementar el compromiso de los países más desarrollados en lo referente al cambio climático.

El portafolio de proyectos MDL para Uruguay incluye 33 actividades, con 9 Documentos de Diseño de Proyectos y 8 Notas de Idea de Proyectos. Son emprendimientos que cubren un amplio rango de opciones de mitigación del cambio climático.

El portafolio contiene actividades de proyectos representativos de los sectores con mayor potencial para el MDL en Uruguay, como el sector energético, el de transportes y el de deposición de residuos. Combinadas, las 33 actividades proveerían de un total de 5 200 000 certificados de reducción de emisiones para 2012 y 20 000 000 de certificados para el período crediticio total de esos proyectos, aunque el número final podría ser incluso superior.

Casi todos los certificados de reducción de emisiones que se produzcan por los proyectos seleccionados están disponibles para compradores interesados.

Los MDL en Uruguay: el caso de la curtiembre Zenda Branáa

La transnacional de origen uruguayo Zenda Branáa, con capitales 100 por ciento nacionales, se dedica a la producción de insumos para el sector de la aviación, automotriz y mobiliario. Cuenta con plantas y oficinas comerciales en Argentina, México, Estados Unidos, Alemania y Sudáfrica, además de Uruguay.

Se trata de una empresa fundada en 1890, que en años recientes ha diversificado su producción, apuntando a los mercados internacionales. La curtiembre se ha dedicado a proveer cueros para automóviles de empresas como BMW, Audi, Ford, Toyota, Mazda, Peugeot, Citröen y Volkswagen, así como también produce cuatro líneas de cuero para la industria aeronáutica. Además, continúa con la producción de cueros destinados al sector mobiliario, para el cual produce desde la década del ochenta.

Quince años atrás la curtiembre producía 300 cueros diarios: hoy en día su producción oscila entre los 5000 y 6000 cueros terminados por día. Emplea para esta tarea a 1200 personas en Uruguay y a 650 más en sus plantas, oficinas comerciales y depósitos de Argentina, Alemania, Sudáfrica, México y Estados Unidos. En 2006, facturó globalmente 140 millones de dólares.

El proyecto a fondo

El proyecto consiste en la instalación en la curtiembre de Zenda de un cogenerador y dos calderas de respaldo, que operen a partir de gas natural. El objetivo es desarrollar la actividad industrial de manera más eficiente y con un combustible más limpio que el fuel oil.

Según apunta el Documento de Diseño del Proyecto, la cogeneración resulta una clara medida de eficiencia energética porque implica la producción de dos formas de energía secundarias: electricidad y calor, a partir de una única fuente de energía primaria, el gas natural, elevando así el rendimiento global del proceso. La producción de energía térmica cubre así las necesidades de la planta, su crecimiento, y en caso de disponer de excedente se lo puede vender a industrias vecinas que empleen fuel oil. Por su parte, la energía eléctrica es entregada en su totalidad a la red nacional.

Según la empresa, la operación del cogenerador reduce las emisiones de dióxido de carbono gracias a la mejora en la eficiencia debida a la producción simultánea de energía eléctrica y térmica a partir de un único combustible primario: el gas natural. Éste, como cualquier otro combustible, produce dióxido de carbono, pero sus emisiones son menores que las del fuel oil y las del gas oil.

A la vez, se pretende aportar energía al suministro de electricidad del país, que es público y está basado en la generación hidráulica, con respaldo en la generación térmica a partir de fuel oil y gas oil. La de Zenda sería la primera iniciativa para generación privada de energía eléctrica y la primera unidad de generación a partir de gas natural, afirma la empresa.

No es menor el dato de que se genere energía eléctrica de forma privada: esto es posible debido a una ley uruguaya conocida como Marco Regulatorio Energético, que data de varios años y que al momento de ser votada contó con la oposición de la izquierda partidaria y de los sindicatos, que la consideraron una vía para privatizar el servicio público de energía. De hecho, el que se realicen emprendimientos como el de Zenda constituyen una vía para esa privatización.

Según la empresa, la cantidad total de certificados de reducción de emisiones que se espera obtener a lo largo de los 21 años del período de crédito (enero de 2008 a diciembre de 2028) es equivalente a 207 156 toneladas de dióxido de carbono.

Sin embargo, pese a los esfuerzos de Zenda en lo que refiere a la reducción de emisiones a través del MDL, ha tenido observaciones por su comportamiento en materia ambiental en otras áreas.

Ha sido multada por el gobierno del municipio de Montevideo por infringir las disposiciones referentes al manejo de las aguas residuales industriales. Asimismo, las autoridades departamentales también habían demandado que Zenda retirara desechos sólidos que habría arrojado en un terreno cercano a la curtiembre, razón por la cual el municipio le habría aplicado una nueva multa a la empresa.

Falsas soluciones

Más allá del caso concreto en lo que refiere al accionar de la empresa, el problema radica en la propia concepción de los MDL. Se trata de una falsa solución al cambio climático y por eso estos mecanismos no constituyen una alternativa seria.

En definitiva, se trata de instrumentos de compensación de carbono para los países ricos y no de formas de reducir las emisiones contaminantes. Se trata por tanto de un instrumento utilizado por los países industrializados para invertir en los países del Sur y comprar su derecho a seguir contaminando localmente, liberándose así de las obligaciones de reducción de emisiones nacionales a las que se comprometieron bajo el Protocolo de Kioto.

Foto: http://www.presidencia.gub.uy

(CC) 2009 Radio Mundo Real 10 años

Mensajes

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2014 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.